AUTOESTIMA TRAS EL PARTO

 

 

 

“Aunque viajemos por todo el mundo para encontrar la belleza, debemos llevarla con nosotros para poder encontrarla.”

Emerson

T6

 

El embarazo es un verdadero viaje lleno de montañas rusas, terremotos, mariposas, certezas, incertidumbres, ninguna mujer se siente preparada pero toda mujer sabe que hacer por instinto natural.

Al fin  y al cabo, es una cuestión de vida pero ¿qué sucede cuando tras el parto no adelgazas lo esperado? O mejor dicho: “¿Qué sucede cuando tu cuerpo se somete a un cambio tan radical debido al hipotiroidismo?”

Recuerdo un día que estábamos haciendo la compra en Wal-Mart, me encontraba  en el tercer trimestre y al borde de la preeclamsia cuando me percaté de que dos mujeres y un hombre me miraban con burla, me costaba la vida caminar debido al dolor de pies y para su corta mente yo no era más que una mujer obesa, gorda y fea. Ni siquiera vieron más allá, no vieron que dentro de mí estaba My Little Cherokee llenándose de vida. Ese día se rompió más mi alma, yo no estaba preparada para tantos cambios, no estaba preparada para que el metabolismo se vengara de mí por someterle a tantos años de bulimia.

Cuando una se encuentra en esa dulce espera desea engordar como mucho 1 kg por mes  y bajarlos rápidamente gracias a la lactancia materna, etc. Una ni se imagina que puede llegar a engordar más tras el parto (o cesárea en mi caso).

Ya hablé de esto en el post de Tiroiditis Postparto, si le echáis un vistazo comprenderéis a que me refiero, sinceramente nunca he brillado por tener una autoestima alta, aparentemente soy segura pero los nervios duermen esa seguridad externa con una serie de conflictos internos que me atrapan y vapulean como quieren cada dos por tres.

El estar casada, con una hija, unos padres estupendos, una hermana increíble y  unos perros que adoro no evitan tener problemas de inseguridad, a veces puede llegar a ser super frustrante ya que en la superficie tienes la vida que espiritualmente siempre soñaste pero algo falla, sigues sin poder mirarte en el espejo.

De hecho, en casa solo tenemos los espejos de los baños que venían incluidos en la vivienda, si por mi fuera los tiraba, pese a eso los utilizo para peinarme y maquillarme pero cuando miro que tal me sienta un vestido lo hago de reojo con miedo y te sientes como en la canción de Melón Diesel~Hombre en el espejo

 https://youtu.be/giLv0gk62-Y 

Dejaste de ser Tú para sentirte un simple ello encerrado en un algo que no te corresponde y has de luchar contra ello para ser un buen ejemplo.

t2

 

Tengo la suerte de que Guille siempre me ha visto guapa, de hecho me siento afortunada porque jamás sentí rechazo tras engordar casi 60 kg según él fueron 50, por tanto, los dejamos en 55 kg. Al revés, llegó un momento que ni  quería probarme ropa ( y Guille era quien buscaba por mi, me obligaba porque deseaba que yo me viera con sus ojos) Pero tras excusarme acababa mirando cosas para my Little Cherokee o para él porque mis ojos se iban a las tallas pequeñas (ya que los diseños suelen ser modernos)  y me daba pánico enfrentarme a la realidad, si me casé en septiembre de 2014  con un vestido de Pronovias talla 38 estilo corsé  imaginad la talla que llegue a usar en abril de 2015 tras la cesárea.

En el post de la tiroiditis hablé escuetamente de los batidos verdes, logré convertirlos en un hábito que recomiendo gratamente. Gracias a ellos empecé a adelgazar y es una realidad que cuando adelgazamos nos sentimos mejor, más ágiles, sentimos que la vida nos sonríe y le devolvemos la sonrisa  a todo aquel que nos salude. Cuando adelgazas 20 kg te motivas mucho pero sigues enclaustrada en la soledad del sobrepeso y la flacidez; empiezas a probarte ropa y sales de las tiendas con el autoestima ultra baja al no poder comprar tallas que se asemejen o amolden a tu gusto anterior al embarazo, para las que tenemos un gusto bien definido es una gran faena  todo esto.

t5

Empiezas a venirte abajo, sientes que dejaste de ser quien fuiste, no es cuestión de ser superficial o no, la moda es una expresión y una manifestación del alma, de la belleza interna, una prolongación de nuestro yo íntimo (cierto es que hay gente que le gusta ser clones, a esos les llamo borreguismo ilustrado style).

 No es una cuestión de sentirse más o menos persona, detesto las frases “me siento menos mujer por estar gorda” o “es menos mujer por estar gorda”, las detesto porque son crueles, inciertas, discriminan, roban la dignidad, detesto la frase de “estarías más guapa si estuvieras delgada y más sana”. La sociedad es cruel, desde luego os confirmo que en mis momentos de mayor delgadez estaba de todo menos sana y ahora que estoy con sobrepeso estoy sana.

Y al fin encontré la clave: una alimentación saludable basada en  los vegetales, sin carnes procesadas, sin lácteos, sin gluten, sin sodas, sin alcohol, sin salsas ni comida rápida. (Suena a rollo total pero sienta fenomenal)

t3

Empecé con los batidos porque yo era muy de ensaladas pero poco de verduras, empecé a leer sobre las propiedades de las semillas como la chía, linaza, quinoa y mil etcéteras.  Fui haciendo grandes progresos pero durante un buen tiempo estuve estancada y cuando no ves los progresos vuelve la inseguridad, empiezas de nuevo a ser  cruel y exigente contigo misma, de repente algo hace clic en tu mente y te dices: “ venga, has de dar el siguiente paso”.

Sabes que has de dar el siguiente paso y retomar el deporte, antes de meterme en el gimnasio decidí adelgazar hasta sentirme capacitada para regresar a spinning (modalidad que ya hacía antes del embarazo).

Hace unos meses nos apuntamos y el progreso fue brutal, todo va regresando a su sitio pero había algo más que debía hacer y era abandonar a mi amado Mr. Pan y Mr. Queso, los adoraba plenamente, hace un mes que me quité radicalmente lácteos y gluten, tras aceptar lo que ya sabía desde hace tiempo que ambos eran mis enemigos, me debilitaban, me hinchaban, me salían granitos en los brazos debido al gluten que tras un mes sin tomar nada han desaparecido.

t4
Mens sana in corpore sano

Pero el autoestima sigue baja, una desea que el esfuerzo se vea recompensado y que por más que adelgazo el cuerpo ha cambiado tanto que esto es un largo proceso que exige un alto rendimiento en cuanto a ser tajante en este estilo de vida saludable.

Apenas hablo de esto pero desde hacía un año y medio luchábamos por tener otro bebé, jamás pensé que tras tener a my Little Cherokee de manera tan rápida  el segundo podía hacerse esperar tanto, al parecer existe la infertilidad secundaria, en la que siendo fértil  la mujer no puede quedarse embarazada o tiene dificultades, tras leer mucho sobre ello vi que el aumento de peso, el no comer saludablemente son causas clave de esta dura realidad y si encima le añadimos un posible pólipo (que en cuanto pisemos Madrid será revisado y tratado) apaga y vámonos.

Cuando me apetece coca cola, patatas fritas o pan pienso cómo serán sus manos, su rostro, sus latidos y sueño despierta con ese maravilloso día en el que la vida se vista de milagro, ahora mismo se me encoge el corazón y no puedo evitar emocionarme dolorosamente al ver que no todo es un camino de rosas. Pero merece  la pena cuidarse pues todo tiene su recompensa.

t1
Más de 40 KILAZOS DE MENOS

“La vida nunca ha sido un camino de rosas pero si volviera a nacer elegiría cada misma espina.

La vida no se arregla con pétalos, la vida se soluciona enfrentándose a la realidad hasta saborear cada tipo de caída.

La vida no son pétalos ni rosas sin espinas sino un carpe diem atrapado en la espera del mañana.

Siendo nosotros los únicos con el poder necesario para determinar cómo será nuestro nuevo amanecer.” Pumuki Poetry

 

 ¡GRACIAS POR LEERME Y YA SABES NO DUDES EN COMPARTIRME. HE DECIDIDO MOSTRAR MI HISTORIA PARA AYUDAR A TODO AQUEL QUE SUFRA DE MANERA SIMILAR EN MAYOR O MENOR MEDIDA!

Anuncios

2 Replies to “AUTOESTIMA TRAS EL PARTO”

  1. “(…)ya que en la superficie tienes la vida que espiritualmente siempre soñaste pero algo falla, sigues sin poder mirarte en el espejo.” Me he sentido plenamente identificada con esta frase. Es realmente admirable el esfuerzo que has hecho, y haces, para recuperar el peso, la salud y conseguir ese segundo gran milagro que, estoy segura, llegará pronto. Un besazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s