4th of July

 

“La libertad no está a más de una generación de extinguirse. No se la transmitimos a nuestros hijos a traves de la sangre. Debemos luchar, protegerla y entregársela a ellos para que hagan lo mismo, o un día pasaremos nuestros años de retiro contándoles a nuestros hijos que alguna vez en los Estados Unidos los hombres eran libres.”  Ronald Reagan

4

Cuando pensamos en Estados Unidos muchos creen que es la tierra prometida de la libertad y de los sueños cumplidos. Donde todo el mundo estudia y se dedica a lo suyo, donde no existe el paro, la economía va fenomenal, mayor avance tecnológico, progreso y un largo etc.

Ahora mismo estoy escuchando los petardos que algunos vecinos andan soltando, por suerte Brassmonkey y Mona no son asustadizos.

Hace tres años pensaba que Estados Unidos era Walt Disney, todo el mundo feliz, las casas preciosas, todo limpio, paz y amor  pero fue llegar en octubre de 2014 y descubrir el pastel.

De Madrid a  Fayetteville (Carolina del Norte) una ciudad militar y de rednecks, en los comercios colgaban pancartas de: “Descuento para militares.”  La mayor parte de coches con pegatinas pro guerra, el periódico Fayetteville Observer era un despropósito  ya podía haber un atentado en Orlando que ellos solo ponían noticias pro armada o sobre las cookies de las  girls scout.  Durante los 22 meses que estuvimos allí experimenté  el miedo y la falta de libertad. No conduzco, en Madrid me sentía libre desde luego tenemos una red de transporte público maravilloso. Sin embargo, en Fayetteville solo me atrevía a bajar a los perros de día  y mirando de lado a lado, desarrollé un pánico tremendo, empecé a depender de Guille para todo, dormía con tensión, si escuchaba un ruido saltaba de la cama y corría a la puerta, la gente dejaba día y noche a los perros en los jardines a modo guardianes, les escuchaba ladrar y llorar 24h hasta el punto de darme ansiedad y pena, más de una noche acabe llorando junto a ellos en la distancia.

1

Mi visado es el famoso H1B de esposa, soy legal para vivir en Estados Unidos pero no se me permite trabajar, por suerte llegamos cuando estaba embarazada de 4 meses y sabía de sobra que no me aburriría pero ¡UFF! Eso de no tener la puerta del mundo laboral abierta es fastidiado, por primera vez en la vida me sentía atada, sin derechos, sin la libertad de salir a pasear y no tener miedo.

Otra de las cosas que me llamaron y siguen llamando la atención es la censura en los medios de comunicación, me resulta tan extraño que censuren el lenguaje y recorten todo lo que emiten que me parece que de tierra de la libertad poquito, os recomiendo el documental Nobody Speak en Netflix y la falta de libertad en los medios. En cuanto a la educación os podría contar mil historias pero a día de  hoy siguen situando España cerca de México y muchos piensan que el español es un dialecto del mexicano. Sobran las palabras y las explicaciones para darse cuenta que de avance poco.

Llegamos con Obama y nos marchamos con el recuerdo de Trump, me molesta mucho ver tantos coches con pegatinas pro Trump y mensajes anti inmigrantes, vine con la idea de que este país era la tierra de las libertades, la justicia e igualdad y me voy con el mal sabor de boca.

2

Respecto a la economía, la gente dice que aquí todo va fenomenal y como contesto yo: “fenomenalmente endeudados hasta las cejas.”, funcionan con sistema de crédito, cuantos más créditos tengas más fiable eres.

Si os mudáis no enferméis, si os conceden un crédito para acceder a la universidad seréis jóvenes cultos y  endeudados, cierto es que los sueldos son altos, pero no nos equivoquemos el cost of living (lo que cuesta vivir) aquí es altito, por tanto, estaréis bien pagados para pagar deudas, impuestos y mal vivir, a no ser que tengas mucha suerte y todo vaya como la seda.

Me sigue sorprendiendo que el acceso a la sanidad sea totalmente privado, el alto nivel de drogadicción a la heroína, crack, pain killers o anti depresivos, racismo…

La idea que tenemos de Estados Unidos la basamos en la imagen de ensueño que vemos y nos venden de San Francisco, Nueva York, Los Ángeles pero la verdadera América hay que vivirla para entender estas palabras.

Aquí hemos vivido y visto cosas que ni en la España de nuestros abuelos, desde luego hemos aprendido  a valorar más a nuestro país pese a la crisis que le envuelve, una frase que suelo decir bastante: “España con o sin crisis es mucho mejor que Estados Unidos.”

Recordaré este país como la tierra donde nos hicimos invencibles y como la tierra donde conocimos el dulce rostro de My Little Cherokee y adoptamos a Mona. Nos quedaremos con este último año en Wilmington donde hemos podido disfrutar más  y mejor. No se qué será de este país  pero es una pena que un gran país cuyos ingredientes eran la libertad, justicia e igualdad se haya separado tanto de sus cimientos.

Probablemente habrá muchas personas que vinieron a Estados Unidos, les ha ido genial y no tienen este concepto, cuando a uno le va fenomenal apaga la conciencia y deja de luchar por el colectivo, deja la crítica  y autocrítica aparcadas:  y si te he visto ni me acuerdo. Por tanto, nuestro mayor deseo para My Little Cherokee es que este en lo más alto o en lo más bajo no deje de luchar por un mundo  mejor repartido y con menos injusticia o desigualdad donde reine la bondad.

3

“El gobierno no puede resolver el problema. El problema es el gobierno.”

Ronald Reagan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s