SOCIEDAD DE CROTALES

 

“Casi todo lo absurdo de nuestra conducta es resultado de imitar a aquellos a los que no podemos parecernos.” Samuel Johnson

 

3

Un crotal es la base que se coloca en la oreja y sobre la que se anota el número de referencia de la cría recién nacida para su identificación regristral, dicho esto, veo cierto paralelismo con las redes sociales.

A menudo observo desde la distancia los movimientos de aquellos que obtienen más likes y del fenómeno groupie que se genera alrededor de esos “gurús, nunca me he asustado pero a veces me sorprende tanta expectación y floritura.

¿En cuantas ocasiones los seguidores de cuentas con  70k no tienen nada que ver con el perfil ni con la estética  de esa cuenta pero dan likes e interactúan porque sueñan con poder alcanzar los  70 k? Estoy casi al 100% segura que a la gente ni le va ni le viene tanto tutorial de maquillaje o tantos consejos sobre dietas pero lo que sí que tiene esa gente en común es el deseo e incluso yo diría que la sed de popularidad.  Son seres camaleónicos con el fin de pertenecer a esa manada selecta llamados  Influencers.

¿Por qué tantos “te sigo para que me sigas y cuando me sigas dejaré de seguirte? No sé si conocéis la serie Black Mirror (podéis verla en Netflix), hoy os recomendaré uno de los capítulos que más me fascinó “Nosedive” en el que podemos identificarnos con Lacie (su protagonista) quien lucha a toda costa por los dichosos likes, por encajar en una sociedad que vive en tiempo real en base a filtros, prejuicios del tipo: “tantos me gustas tienes tanto vales”, quien es capaz de cualquier cosa por aumentar sus seguidores.

No destriparé este capítulo pues  os la recomiendo, tanto su estética como el argumento me flipan y merece sin duda la pena para comprender todo lo que sucede en la actualidad.

2

 

“Las ciudades, como los sueños, están construidas de deseos y de miedos, aunque el hilo de su discurso sea secreto, sus reglas absurdas, sus perspectivas engañosas, y toda cosa esconda otra.” Italo Calvino

Nos registramos, nos alienamos, nos conformamos con seguir a gente que ni nos va ni nos viene pero al ver que son “famosetes”, decimos: “¿por qué no? “. En ese punto empieza la rotura de la personalidad, esa grieta da paso a la imitación de nuevas conductas, se pierde la originalidad mientras llega la obsesión por aparentar con el único fin de aumentar nuestros seguidores. Preferimos seguir a la manada,  la soledad aterra tanto que hay quienes son capaces de comprar seguidores por crear ese espejismo antinatural.

Me da profunda tristeza la poca originalidad de las cuentas con cierto peso, veo clones con crotales llenos de hashtags donde imperan las marcas, grandes firmas, donde reina lo postizo, lo irreal… Personas que influyen porque cierto día se olvidaron de sí mismas y empezaron a catalogar su día a día .

¿Por qué la sociedad se empeña en alienarse y no alinearse?

Con lo bonito que es compartir el conocimiento, sumar la experiencia, promover la evolución pero nada, parece que la sociedad se empeña en perder su esencia, idolatrando a quienes construyeron un imperio social sin contenido.

Se aborrece la autenticidad, lo natural, la sabiduría;  de hecho el otro día me dio un escalofrió al ver este titular: “Las 30 cuentas de Instagram que has de seguir para mejorar tu estilo” un ligero temblor recorrió mi mente al adentrarme en el artículo y ver que eran personas “maniquíes”, de pronto me dije: “ no son personas, son títeres”,  quizás sea muy inocente o soñadora y lleve media vida pensando que para forjar un estilo propio has de ver mundo a través del arte, cine, música, literatura, viajes… Desde luego me dio miedo ya que My Little Cherokee se va a criar en  la era de las redes sociales. Cierto es que hay personas maravillosas que ponen un cariño tremendo en sus publicaciones, que luchan por aportar y no restar a la sociedad, historias reales que inspiran y enseñan a diario la belleza de lo cotidiano.

El mejor legado que les podemos dar a nuestros hijos son unas raíces bien arraigadas en el conocimiento y no en los hashtags, potenciar la imaginación, la creatividad, el amor por la vida y no por lo material. El mundo no necesita hijos  etiquetados,  registrados, sin personalidad, el mundo necesita bondad, sabiduría, verdad y  sencillez. Debemos inspirarnos por quienes realmente merecen la pena y alejarnos de la imitación, ser nosotros mismos independientemente de un like.  

El mejor legado que podemos dejar a nuestros hijos es que sueñen sin miedo a ser ellos mismos.

5

“Nuestra conducta es la única prueba de la sinceridad de nuestro corazón.” Charles Thomson Rees

Anuncios

2 Replies to “SOCIEDAD DE CROTALES”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s