MADRE

Muchas maravillas hay en el universo; pero la obra maestra de la creación es el corazón materno.” Ernest Bersot

4

Mi querida Little Cherokee,

Tú no naciste de la carne, naciste del corazón.

Recuerdo esos oscuros años de enfermedad, en los que tantas veces estuve a punto de tirar la toalla.., totalmente consumida por la bulimia cuando un ángel depositaba en mi mente el amor diciéndome que fuera paciente mientras susurraba en mi corazón que si luchaba podría curarme y que serías la recompensa.

Cuanto más bajo caía tu presencia era más fuerte, siempre supe que serías niña pero no sabía cómo llegar hasta ti. Poema tras poema, entre versos entusiastas, mal heridos, erguidos, cabizbajos que paseaban por Madrid te esbozaba en cada edificio sin saber tu nombre.

Te dibujaba con inmensa bondad en el rostro, de tal belleza que ni un batallón de mariposas se atrevía a descifrar ese amor tan delicado, pero mi mente me fallaba tratando de huir de la vida castigando el cuerpo que la naturaleza me dio, huía de la vida, de los sueños, de todo aquello que se acercara a la felicidad, no lograba alcanzarte.

Miedo al fracaso, a la soledad, miedo al miedo.

Por más que empujaba las puertas de la felicidad, no se abrían, hasta que aprendí que ciertas puertas por más que uno empuje no se abren, han de ser ellas quienes deciden cuando abrirse. De repente, reapareció tu padre, en ese preciso instante mis pulmones se llenaron de vida, recuerdo que tras una década separados le dije “quiero formar una familia” y le prometí que me curaría.

1

Cierto es que todo fue rápido pero hay fases de la vida bajo el título “O lo tomas o lo dejas” que has de tomar, llevaba tantos años maltratados, en los que herí como hija a tus abuelos que por un instante lo tuve claro, quise poner fin a esos 12 años vomitados en los que más de una vez sentí la sombra de la muerte sobre mi espíritu y cuerpo.

2

Cuando leo en artículos, blogs, en medios de comunicación o redes sociales que la maternidad frena o priva de libertad a los padres suelo indignarme, al fin y al cabo; ¿qué es la libertad? ¿Viajar, festivales, hacer lo que a uno le venga en gana 24/7? Tras tantos años tirados parcialmente aprendí que la libertad no es otra cosa que responsabilidad.

Cuantas más responsabilidades he asumido más libre he sido pues yo decidía cuales eran y formaba mi vida en torno a ellas. Lo tuve clarísimo, dije adiós al tabaco y a esos 12 angustiosos años de callejones oscuros y melancólicos, en definitiva dije adiós a esos 12 tristes años de suicidio paulatino para decirte: “Bienvenida al mundo my Little Cherokee, desde hoy y para siempre serás nuestra bella responsabilidad, que todo aquello que digas y hagas sea un regalo para tus abuelos, quienes lucharon, luchan y lucharán por tu madre. Que tu sonrisa cure las heridas que yo ocasioné a mis padres (tus abuelos), que tus besos sean su merecido premio por haber inculcado el amor de manera tan fuerte en mi corazón que gracias a ellos siempre te imaginé. Ellos sembraron en mí la importancia de la familia, que la fortaleza del ser humano no reside en el dinero sino en el amor hallado en el seno familiar cuyas raíces son indestructibles si se alimentan a diario. Cuando te sientas perdida acude a las raíces, recuerda que eres el gran sueño de mis sueños, si continuas perdida regresa a las raíces de mi corazón, donde habitaste desde que tengo uso de razón, busca los versos escritos en Madrid: “siéntate, deja que la paz calme tu angustia y respira felizmente porque eres amada, nunca estarás sola (incluso cuando ya no estemos)”. Repite estas palabras: “Mi madre me ama tal y como soy, la salvé, gracias a mí vivió cada día de su existencia su gran sueño.” Gracias a ti soy madre, somos un mismo corazón que habita en dos cuerpos, mi enraizado corazón te abraza constantemente, cuando observo tus ojos el universo baila tan enamorado que el dolor desaparece por completo, mi mayor deseo para ti es que algún día desees ser madre para que logres comprender el amor que por ti siento.

Gracias mamá, por ti siempre quise ser madre.

6

“Nuestro corazón tiene la edad de aquello que ama.” Marcel Prévost

Anuncios

4 Replies to “MADRE”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s